espacio
 
 


El cuidado y limpieza de su aparato auditivo ayuda a optimizar su funcionamiento y prolongar su vida útil.


LIMPIEZA
Limpie su aparato auditivo todos los días. Use una tela suave, un pañuelo desechable o     el cepillo especial, para limpiar el exterior de su aparato auditivo. Nunca use alcohol o     líquidos limpiadores pues pueden dañar el circuito y/o los componentes internos del     aparato.

Use un deshumidificador regularmente para prevenir que la humedad penetre al     aparato y dañe los componentes. Es importante mencionar que el deshumidificador sólo     funciona si se coloca en un ambiente seco, pues de lo contrario puede ser     contraproducente. Igualmente, cabe aclarar, que éste dispositivo sólo elimina la     humedad a la que está expuesto el aparato por el ambiente, y no funcionará para secar     un aparato que ha sido mojado accidentalmente.

Use un pequeño gancho o cepillo para remover la cerilla del aparato, principalmente la     que queda atrapada en el tubo de salida del sonido, que va hacia el canal auditivo.     Nunca use un objeto puntiagudo o filoso para este fin, pues puede dañar uno de los     componentes internos del equipo.

Reemplace sus moldes para curveta, cuando éstos se vuelvan secos, se cuarteen, se     vuelvan rígidos o se decoloren.

Aún con la limpieza diaria, es recomendable que lleve su aparato auditivo a     mantenimiento y limpieza, al menos cada 3-6 meses con su especialista, dependiendo     del grado de humedad y cerumen al que esta expuesto. Esto ayudará a prolongar la     vida de su equipo.
GUARDADO
Dejar abierta la puerta de la batería, cuando el aparato no lo está usando, y guardar en     un lugar fresco y seco.

No deje al alcance de los niños o mascotas.

No dejarlo en algún lugar donde pueda estar expuesto al calor, como puede ser cerca     de la estufa de cocina, microondas, calefactor, o cualquier otro aparato eléctrico, así     como en los compartimentos de su automóvil.

En el caso de los aparatos digitales, estos no deben dejarse cerca de equipos que     contengan magnetos o imanes, pues pueden afectar seriamente su programación.
CUIDADO
El aparato auditivo nunca debe mojarse. Retire el auxiliar antes de bañarse o nadar, o     cuando experimente sudoración.

No utilizar productos para el cabello mientras esté usando su aparato.

Lleve su aparato a mantenimiento con el especialista regularmente.

Evite las caídas o golpes a su aparato.
BATERIAS
Guarde las baterías en un lugar seco y seguro, lejos de los niños o mascotas.

Reemplace las baterías muertas inmediatamente

Nunca ponga las baterías en su boca. Si una batería llega a ser ingerida, llame al     médico inmediatamente.

Procure desechar las baterías inservibles en el lugar adecuado para ellas.